Archivo de la categoría: Sin categoría

Canguro en casa, funciones de las niñeras

En el momento de contratar a una cuidadora o bien niñera, es esencial que la familia fije unas reglas de de qué forma desea que se eduque a su hijo cuando el pequeño esté bajo su cuidado. De este modo se evita una posible confusión del pequeño y enfrentamientos entre la familia y la canguro en casa.

También, es esencial que desde el primero de los días dejes clarísimo cuáles son sus funciones y competencias a fin de que no haya malentendidos y sea lo más eficaz posible en su trabajo.

Si bien cada familia tiene unas necesidades específicas, generalmente las cuidadoras o bien niñeras han de estar listas para efectuar las próximas tareas:

Ser capaz de crear un entorno agradable, con estímulos y que sea seguro para el pequeño.
Preparar las comidas de los pequeños, darles de comer y mudarles los pañales.
Sostener la habitación limpia y arreglada, lo que incluye hacer las camas y mudar las sábanas. Asimismo lavar y planchar la ropa.
Efectuar actividades fuera del hogar con el niño: llevarlo al parque a caminar o bien a jugar con otros pequeños, a la guardería si fuera preciso, a nadar, siempre y en toda circunstancia intentando que el pequeño se divierta y llevándole a sitios donde no haya riesgo alguno.
Cuidar al pequeño si se pone enfermo.
Adquirir los complementos que necesite el pequeño.
Esto semeja una lista pormenorizada. Creo que con entregar ciertos ejemplos sobre las primordiales labores es suficiente. Entonces siempre y en todo momento está evidentemente lo que acuerden la familia y la canguro en casa.

Anuncios

La geriatria y su futuro

La geriatria es el punto de mira desde hace tiempo, para un futuro cada vez más cercano, en el que el envejecimiento de la población, creara un nuevo modelo de sociedad.

La esperanza de vida crece y los esfuerzos están concentrados en que no solo podamos vivir más años, si no que además nuestra calidad de vida sea apta para una vida llena de autosuficiencia, buenas condiciones físicas y movilidad.

Los cuidadores de geriatria, cumplen un papel relevante en las familias y cada vez son más necesarios.

 

A la mayoría nos gustaría poder cuidar de nuestros mayores y dedicarles el tiempo que merecen, pero siendo realistas, nuestro día a día se llena de obligaciones laborales y personales, que en muchas ocasiones no podemos eludir y tenemos que renunciar a la idea de cuidar a los mayores de nuestra familia, por nosotros mismos.

Los cuidadores profesionales para mayores y para personas dependientes, engloban un grupo muy amplio de perfiles que va, desde la persona con experiencia y mucha vocación por la geriatria, hasta los profesionales del mundo de la sanidad.

Tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir a nuestros cuidadores, que su experiencia este acorde con las necesidades del anciano o persona dependiente. Que tenga amplios conocimientos de las dolencias (diabetes, hipertensión, cáncer, ulceras por presión, alzhéimer.…) Cada caso tiene su tratamiento y los cuidados paliativos por parte del cuidador o cuidadora, serán mucho más precisos, si ya ha tenido una experiencia con un paciente similar o tiene la formación adecuada (enfermeros, auxiliares de enfermería, socio sanitarios…)

 

La geriatria y la gerontologia avanzan en  tecnología

Lo que a fecha de hoy contemplamos como el mundo de la geriatria, está cambiando a pasos agigantados, con la llegada de la tecnología a este campo. Por ello los cuidadores deben estar formados no solo a nivel sanitario sino también a nivel tecnológico, algo que será imprescindible también para los buenos cuidados, que en muchas ocasiones contará con miembros o accesorios biónicos integrados en el cuerpo humano.

Se estima que para el 2025, el 60% de los objetos que rodeen al anciano, estará vinculado a la tecnología. Desde robots programables para el  acompañamiento del anciano, los wearables de salud, localizadores GPS y consultas medicas online y todo lo que la nueva era del “Internet de las cosas” hará llegar hasta nuestros mayores y hasta nosotros mismos.

Por ello los cuidadores de geriatria, precisan cada vez mas de una especialización en esta profesión que sin duda será una de las de mas crecimiento en los años venideros.

Cuidador y el síndrome del agotamiento

Los síntomas del síndrome del cuidador, son muy habituales cuando los cuidados al enfermos se prolongan en el tiempo. Frente al cambio de la situación de salud de un miembro de la familia y la minoración de su autonomía personal, frecuentemente habitúa a surgir de forma espontánea algún familiar que se hace cargo en mayor medida de la persona, al que llamamos “cuidador principal”, siendo este el que acepta o bien sobre el que recae la atención y los cuidados de la persona  o familiar que hay que atender.

 

La situación, surgida de forma inopinada o por convivencia precedente, se transforma en un estado frecuente para la familia, el ambiente social de la persona, y para el propio cuidador familiar. Es desde acá que la vida del cuidador cambia a consecuencia de la demanda de adaptación requerida, transformándose en una experiencia prolongada que demanda reordenar la vida en familia, laboral y social en función de las consecuencias que se derivan día a día de la enfermedad.

 

Este cuidador primordial va asumiendo poco a poco la mayoría las labores del cuidar, hasta llegar a una plena y absoluta dedicación..

 

Una gran parte de los cuidadores de personas con demencia padecen una significativa sobrecarga física, sicológica y sensible, en especial cuando no se hallan con los apoyos (familiares, económicos o bien institucionales) que les dejen desarrollar la tarea de cuidado en unas condiciones convenientes que dejen cuidar y cuidarse.

 

El síndrome de sobrecarga del cuidador o bien cuidador “quemado” se identifica por ser un estado de agotamiento sensible, agobio y cansancio en el que los cuidadores,  acusan falta de sueño, de tiempo para sí mismo, incluso llegando al abandono de relaciones sociales, con la aparición de la sensación de falta de libertad y desatiendo de la propia familia, lo que además de esto provoca enfrentamientos con cónyuges, hijos y otros familiares.

 

Todas y cada una , consecuencias de tipo sensible y cariñoso producto de la impotencia frente al progreso degenerante de la enfermedad del familiar o enfermo a su cargo, la imposibilidad de alterar sus comportamientos disfuncionales, la sobrecarga de trabajo, la sensación de aislamiento y abandono por la parte del ambiente familiar, el posible desentendimiento de otros familiares y la culpabilidad por meditar que no se cuida a la persona como se debiese y que no se hacen bien las cosas.

 

 

 

 

¿Qué síntomas nos pueden señalar que un cuidador puede estar sufriendo el síndrome?

 

 

 

Podremos ver todos estos síntomas a  nivel físico y a un profundo nivel sicológico, con síntomas de ansiedad, depresión, sentirse irritable sin motivos, sensación de mucho cansancio y agotamiento progresivo.

 

Tener mucha menos energía de la que habitúa, complejidad para dormir, aparición o bien empeora de problemas médicos.

 

Complejidad para concentrarse y/ o bien inconvenientes de memoria, molestias digestibles, palpitaciones.

 

Consumo de alcohol, tabaco o bien otras substancias sin control, semeja que enferme más habitualmente que el resto de personas. Cambios usuales de humor o bien de estado anímico.

 

No cuida sus necesidades, sobre todo por el hecho de que está demasiado ocupado o bien no dispone de tiempo para ellas. Su vida vira en torno a los cuidados de su familiar.

 

Tiene inconvenientes para relajarse, aun cuando tiene ayuda libre. Se muestra impaciente y también irritable con la persona que cuida.

 

Expresa indefensión y desesperación.

 

 

Reduce las actividades recreativas (aficiones, no sale con sus amistades, etcétera, y termina paralizando a lo largo de largos años su proyecto vital).

 

Desmotivación y desinterés por actividades que ya antes le daban satisfacción.

 

Sentimientos crecientes de resquemor contra otras personas que podrían asistir y no lo hacen

 

Aislamiento familiar y social. Abandono de amistades.

 

Gran tensión contra los cuidadores puntuales pues se tiene la sensación de que todo lo hacen mal, , no le han dado a la hora adecuada la medicación, etcétera…

 

 

 

 

 

Como conclusión, se aconseja la prevención de este síndrome mediante la toma de conciencia por la parte del cuidador y del ambiente que le circunda (familiares, profesionales de la salud y servicios sociales, la necesidad de incluir un plan de autocuidado en su cada día que incluya: reposo, reservarse un espacio personal para sí, intentar sostener el contacto social con familiares, amigos y otros cuidadores y velar por su salud.

 

Si el cuidador se encuentra mal física y psíquicamente, será incapaz de desarrollar adecuadamente los cuidados necesarios del enfermo. En definitiva: Debes cuidarte para poder cuidar.

Vía Presspeople

Alzheimer, los primeros síntomas.

Alzheimer es la enfermedad que todos tememos, los pequeños olvidos propios o de  nuestros seres queridos nos hacen plantearnos a  menudo, si debemos tenerlos en cuenta como los primeros síntomas. Los cuidadores, realizan un trabajo excepcional en una enfermedad, en la que el paciente va perdiendo poco a poco su esencia y sus recuerdos.

Por ello os brindamos,  esta lista de señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer y otros géneros de demencia. Cada individuo puede probar una o bien más de estas señales a grados diferentes.  Si nota cualquiera de ellas, es necesario preguntar a un médico. También podemos observar como cuidadores a nuestros más cercanos y encontrar estas señales.

Las diez señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer

Cambios de memoria que complican la vida cotidiana

Entre las señales más habituales del Alzheimer, en especial en las etapas tempranas, es olvidar información recién aprendida. Asimismo se olvidan datas o bien acontecimientos importantes; se solicita exactamente la misma información repetidamente; se depende en sistemas de ayuda para la memoria (como notitas o bien dispositivos electrónicos) o bien en familiares para hacer las cosas que ya antes uno se hacía solo.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Olvidarse en ocasiones de nombres o bien citas más acordándose de ellos después.

Complejidad para planear o bien solucionar inconvenientes. 

Ciertas personas experimentan cambios en su habilidad de desarrollar y proseguir un plan o bien trabajar con números. Pueden tener complejidad en continuar una receta famosa o bien manejar las cuentas mensuales. Pueden tener inconvenientes en concentrarse y les puede valer más tiempo hacer cosas ahora que ya antes.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Hacer fallos algunas veces al sumar y quitar.

Complejidad para desempeñar labores frecuentes en la casa, en el trabajo o bien en su tiempo libre.

A quienes sufren del Alzheimer muy con frecuencia se les hace bien difícil llenar labores cotidianas. En ocasiones pueden tener complejidad en llegar a un sitio conocido, regentar un presupuesto en el trabajo o bien rememorar las reglas de un juego bien conocido. Cuando la enfermedad avanza hay que establecer bien los roles de los cuidadores.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Precisar ayuda en ocasiones para emplear el microonda o bien grabar un programa en la televisión.

Desorientación de tiempo o bien sitio.

A las personas con el mal de Alzheimer se les olvidan las datas, estaciones y el correr del tiempo. Pueden tener complejidad en entender algo si no está en proceso en ese momento. Posiblemente se les olvide en ocasiones dónde se encuentran y de qué manera llegaron allá.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Confundirse sobre el día de la semana más percatarse después.

felicidad-en-la-senectud

Complejidad para entender imágenes visuales y de qué manera objetos se relacionan uno al otro en el entorno.     

Para ciertas personas, tener inconvenientes de la vista es una señal del Alzheimer. Pueden tener complejidad en leer, juzgar distancias y determinar color o bien contraste, lo que puede crear problemas para conducir un vehículo. Las cataratas y otros problemas de la vista deben ser vigilados por un médico.

Nuevos inconvenientes con el empleo de palabras en el charla o bien lo escrito.

Los que sufren del Alzheimer pueden tener inconvenientes en continuar o bien participar en una charla. Es posible, asimismo, que paren en la mitad de dialogar sin idea  de qué manera proseguir o bien que repitan mucho lo que afirman. Puede que luchen por hallar las palabras adecuadas o bien el léxico apropiado o bien que llamen cosas por un nombre incorrecto (como llamar un “lapicero” un “palito para redactar”).

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Tener complejidad en ocasiones en hallar la palabra precisa al charlar.

Colocación de objetos fuera de sitio y la carencia de habilidad para retrazar sus pasos.            

Una persona con el Alzheimer acostumbra a poner cosas fuera de sitio. Se les puede perder cosas sin poder retrazar sus pasos,  para poder localizarlas. En ocasiones, posiblemente acusen a el resto de hurtarles. Esto puede acontecer más habitualmente con el tiempo.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? En ocasiones, poner cosas (como los lentes o bien el control a distancia) en un sitio equivocado.

Minoración o bien falta del buen juicio.

Las personas que sufren del Alzheimer pueden probar cambios en el juicio o bien en tomar resoluciones. Por poner un ejemplo, posiblemente obsequien grandes cantidades de dinero a quienes venden productos y servicios por teléfono. Es posible que presten menos atención al aseo personal.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Tomar una mala resolución de cuando en cuando.

Pérdida de iniciativa para tomar partido en el trabajo o bien en las actividades sociales.         

Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede iniciar a perder la iniciativa para ejercer pasatiempos, actividades sociales, proyectos en el trabajo o bien deportes. Posiblemente tengan complejidad en comprender los hechos recientes de su equipo preferido o bien en de qué manera ejercer su pasatiempo preferido. Asimismo pueden eludir tomar partido en actividades sociales a raíz de los cambios que han experimentado.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Estar en ocasiones agotado de las obligaciones del trabajo, de familia y sociales.

Cambios en el humor o bien la personalidad. 

El humor y la personalidad de las personas con el Alzheimer pueden mudar. Pueden ser confundidas, sospechosas, deprimidas, miedosas o bien deseosas. Se pueden enfurecer sencillamente en casa, en el trabajo, con amigos o bien en lugares donde están fuera de su entorno.

¿Qué son cambios habituales relacionados con la edad? Desarrollar formas muy especificas de realizar  las tareas y enfadarse mucho cuando la rutina es interrumpida.

Los cuidadores y familiares más directos, comienzan un largo y duro camino, en el que necesitaran todo el apoyo posible, para llevar dignamente la graves secuelas de esta enfermedad.

Vía Kuidadores

Cuidadores y diabetes infantil

Los cuidadores de niños diagnosticados con diabetes, tienen que estar preparados  para reconocer  los síntomas  y es de vital importancia que conozcan las pautas de aplicación del tratamiento. La diabetes tipo 1 afecta cada vez a más niños y adolescentes de nuestro país. Con ocasión del Día Mundial de la Diabetes, te explicamos exactamente en qué consiste esta enfermedad, de qué manera identificarla en el pequeño y cuáles son los tratamientos más avanzados.

La diabetes infantil (o bien diabetes mellitus tipo 1) es entre las enfermedades crónicas más usuales en los pequeños.  Los cuidadores deben saber que al año se registran 1.100 casos nuevos y que hay que estar alerta ante esta enfermedad creciente. Este género de diabetes afecta cada vez a pequeños más pequeñitos: conforme los especialistas, la edad de comienzo de la enfermedad se ha adelantado y, actualmente, muchos son los casos de pequeños menores de 5 años que sufren este trastorno.

La diabetes tipo 1 se genera por el hecho de que el páncreas no es capaz de fabricar suficiente cantidad de insulina, la hormona que ayuda al organismo a convertir el azúcar (glucosa) de los comestibles en energía. En consecuencia, se genera un incremento de los niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia), que, si no se tratan de forma conveniente, pueden llegar a provocar graves trastornos en un largo plazo, como pérdida de visión, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia nefrítico o bien inconvenientes pulmonares, entre otros muchos.

Las causas de la diabetes no se conocen con precisión. Se piensa que el pequeño puede nacer con una predisposición genética a padecer diabetes, mas es la combinación con otros factores, por poner un ejemplo, ambientales (infecciones por virus, hábitos perjudiciales de nutrición, etcétera) y también inmunológicos (perturbación de las defensas), lo que puede ser determinante para la aparición de la enfermedad.

Los cuidadores y padres  pueden sospechar que su hijo es diabético si presenta los próximos síntomas: incremento de la sed, lo que fuerza al pequeño a tomar grandes cantidades de líquido, micciones usuales, cansancio, incremento del hambre, pérdida de peso, visión turbia y también irritabilidad.

La única solución para el tratamiento de la diabetes infantil es la administración de insulina mediante inyecciones subcutáneas (bajo la piel). Actualmente, existen nuevos dispositivos, que reemplazan a las viejas jeringas o bien a las plumas de insulina, que dejan un mejor control y manejo de la enfermedad  y en la actualidad se están desarrollando otras opciones menos invasivas. Se trata, por servirnos de un ejemplo, de las bombas de insulina, con o bien sin sensor de glucemia, que, mediante una cánula blanda introducida bajo la piel, administran insulina de forma continuada a lo largo de las veinticuatro horas del día. Así, el pequeño debe pincharse menos veces, lo que afecta a un mayor calidad de vida.

Los cuidadores deben comprender que la diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más frecuente en la niñez. En el pasado era una enfermedad propia de adultos, mas con el desarrollo del índice de obesidad infantil, socio a una vida sedentaria y a los hábitos perjudiciales alimentarios, los casos de diabetes infantil han aumentado sensiblemente entre los pequeños y las pequeñas.

La diabetes infantil (Diabetes Mellitus Tipo 1) supone entre el diez y el quince por ciento del total de la diabetes y es la segunda enfermedad crónica más usual en la niñez.

La diabetes se identifica por una perturbación en la producción de la hormona insulina por el páncreas o bien por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. Es la insulina la que ayuda al organismo a convertir el azúcar (o bien glucosa) en energía, fomentando de esta manera un buen funcionamiento del cuerpo humano.

La cantidad de insulina liberada depende de la cantidad de azúcar que toma. Si ingerimos más comestibles ricos en hidratos de carbono (patatas, azúcar, pasta, arroz, galletas, etcétera), vamos a estar demandando al páncreas a trabajar considerablemente más que lo normal.

Cuando los niveles de azúcar (o bien glucosa) que circulan por la sangre, presentan un incremento esencial, charlamos de índice de glucemia.

cuidadores

Cuidadores de pequeños con diabetes

El número de pequeños perjudicados con esa enfermedad cambia mucho, conforme el país de origen. En España, por poner un ejemplo, se calcula que existen más o menos treinta.000 casos de diabetes en pequeños menores de quince años.

Y si bien el origen de la enfermedad sea diferente, los especialistas aseveran que un noventa por ciento de los casos se refiere a la diabetes tipo 1. Este género de diabetes aparece repentinamente y puede aparecer  desde el nacimiento hasta los treinta años de edad, si bien es en el periodo de cinco a siete años, y a lo largo de la pubertad, cuando la enfermedad tiende a ser más habitual.

La diabetes tipo 1 es entre las enfermedades crónicas más usuales en la niñez. Se identifica por la carencia de producción de insulina y, en consecuencia, por un incremento de la glucosa en sangre o bien glucemia, de manera que medirse la glucosa en sangre múltiples veces al día, coche inyectarse insulina de forma subcutánea y efectuar una dieta conveniente, son ciertos pilares esenciales de su tratamiento.

Existen estudios que garantizan que los pequeños que efectúan deporte regularmente, podrían tener mejores niveles de glucosa en la sangre que los que no lo practican. La diabetes tipo dos es hereditaria y ocurre cuando las células resisten a la acción de la insulina.

Cuidadores en la  prevención de  la diabetes en los pequeños

Se puede prevenir esta enfermedad desde el nacimiento de los pequeños. La prevención puede iniciar con la lactancia materna, eludiendo de esta forma la nutrición artificial, rica en azúcares superfluos a lo largo de esta fase.

Para eludir la obesidad infantil y, asimismo la diabetes, es preciso que los pequeños gocen de una alimentación sana tal como de actividades físicas, eludiendo que lleven una vida sedentaria, continuando bastante tiempo delante de la TV, el computador o bien los juegos para videoconsolas. Los pequeños precisan una dieta rica en fibras y pobre en azúcar.

Lo idóneo sería reducir la ingesta de azúcares de absorción veloz como el azúcar refinado, moreno, cristal y de miel, y reemplazarlos por los azúcares que ya existen en las pastas y frutas.

Las consecuencias de la diabetes en los pequeños, deben tenerse muy en cuenta por sus cuidadores. La diabetes puede ocasionar, en un largo plazo, y si no es tratada correctamente, pérdida de la visión, infarto, hipertensión, derrame, impotencia sexual, enfermedades pulmonares y también insuficiencia nefrítico.

En los últimos tiempos está reduciendo la edad media de aparición de la enfermedad, al paso que hace unos años era más abundante en la pubertad, cada vez es más usual el debut de pequeños menores de seis años.

Por esta razón, es esencial prevenir esencialmente la cetoacidosis, que es una complicación grave y acarrea un peligro vital si no se trata de forma precoz. Puede presentarse tras un periodo a lo largo del que los síntomas pueden ser leves y a veces pasar inadvertidos o bien hacerlo bruscamente, como ocurre en los pequeños más pequeños.

Aparte de los inconvenientes en un corto plazo, como la cetoacidosis, si no se realizan controles metabólicos periódicos, asimismo pueden presentarte complicaciones en un largo plazo.

Los cuidados diarios que implica la diabetes son esenciales para prevenir las graves complicaciones socias a exactamente la misma y que pueden empezar a desarrollarse ya en la edad pediátrica, como ceguera, insuficiencia nefrítico, amputaciones y enfermedades cardiovasculares, y que pueden evitarse toda vez que exista un buen control de la diabetes.

La práctica regular de ejercicio, tal como proseguir una dieta sana, variada y equilibrada, asimismo desempeñan un papel esencial en el control de la diabetes infantil.

Cuidadores en alerta con todos los sentidos

Cuidadores alerta con todos los sentidos. Las personas encargadas del cuidado de los mayores y de los enfermos cronicos, son sin duda superheroes para las familias. Con la ayuda de un cuidador o una cuidadora con profesionalidad y vocación, quedan cubiertos las necesidades basicas de nuestros seres queridos.

 

Una de las inquietudes del cuidador es saber cuando llegará el momento de exitus para estar preparados. Muchos son los síntomas de deterioro de una persona, los cuidadores tenemos que estar alerta para detectar algunos de ellos y ser conscientes así de la realidad, sobre todo en el cuidado de enfermos crónicos y ancianos.

 

Un curioso articulo nos habla de la importancia del sentido del olfato y el estudio que la Universidad de Chicago a concluido demostrando, que al perder este sentido, el cuerpo esta avisándonos que va a dejar de funcionar.

 

 

 

La pérdida de olfato predice la muerte: 5 olores clave para saber cuánto te queda

 

 

 

Investigadores de la Universidad de Chicago demuestran que la pérdida del olfato podría determinar cuántos años de vida le quedan a las personas mayores.

 

 

 

Existen cinco olores que si dejan de percibirse pueden conducir a la muerte en menos de cinco años

 

 

 

Al llegar a la vejez, los sentidos comienzan a deteriorarse poco a poco. La vista y el oído son dos de los más reconocibles, escuchamos peor y nuestra capacidad de visión se reduce. Pero también el gusto, el tacto o el olfato merman sus capacidades con el paso de los años.

 

la-perdida-de-olfato-predice-la-muerte-5-olores-clave-para-saber-cuanto-te-queda

 

 

 

Sin embargo, la ciencia ha descubierto que algo tan común entre los humanos podría ayudar a saber cuánto viviremos, casi con fecha concreta. ¿Qué pensarías si supieses que la capacidad olfativa puede determinar cuántos años de vida te quedan?

 

 

 

Así lo demuestra un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Chicago, en el que han hallado determinados olores que, de ser o no detectados por las personas mayores, sirven para indicar si esa persona vivirá cinco años más.

 

 

 

Los cinco aromas de los que depende tu vida

 

 

 

Según la investigación, publicada en la revista Plos One, para la que estudiaron a 3.005 hombres y mujeres de entre 57 y 85 años, se han detectado cinco olores concretos que, cuando se dejan de identificar, podrían indicar que la persona va a morir en los próximos cinco años:

 

 

 

Rosas

 

 

 

Naranja

 

 

 

Cuero

 

 

 

Pescado

 

 

 

Menta

 

 

 

Tras exponer a los participantes a la identificación de estos cinco aromas y anotar el porcentaje de aciertos, observaron que un 3,5% no era capaz de detectar ninguno de los olores.

 

 

 

Aquellos que no podían detectar los olores tenían tres veces más probabilidades de morir

 

 

 

Cinco años después los investigadores hicieron seguimiento para conocer quiénes continuaban vivos cinco años después. Y los resultados evidenciaron que “casi el 40% de los que no pudieron identificar estos sencillos olores murió durante los siguientes cinco años”.

 

 

 

Como explicaba en una entrevista Jayant M. Pinto, uno de los principales autores del estudio, la pérdida de olfato “no causa directamente la muerte, pero es un presagio”. En su opinión, estos hallazgos son realmente útiles ya que “podrían proporcionar una prueba clínica útil, una forma rápida y barata de identificar a los pacientes con mayor riesgo”.

 

 

 

Aun teniendo en cuenta otros muchos factores como la edad, el sexo, el peso, si eran o no fumadores o bebedores, alimentación, si padecían hipertensión o diabetes, habían sufrido algún ataque al corazón, enfisema o derrame cerebral, e incluso su estado socioeconómico o la educación, la investigación demostró que aquellos que no podían detectar los olores tenían tres veces más probabilidades de morir en los siguientes cinco años.

 

 

 

Ante tales resultados el doctor Pinto insistió en un comunicado en que “la pérdida del olfato no debe ser ignorada” y que “hay causas tratables de la pérdida del olfato”, por lo que registrar los casos y acudir al médico en caso de padecer problemas olfativos podría ayudar a prevenir un deterioro mayor y sus terribles consecuencias.

 

 

 

Además de estar pendientes de identificar si huele a cuero, naranja, menta, pescado o rosas, los científicos han encontrado otro remedio para esquivar a la muerte –y de lo más entretenido–.

 

 

 

Y es que según un estudio, jugar al billar mantiene a los hombres mayores de 70 años activos, lo que puede incrementar su longevidad.

 

 

 

Aske Lassen, autor de la investigación y estudiante de doctorado en la Universidad del Centro de Copenhague para el Envejecimiento Saludable, analizó los beneficios de practicar este deporte en pensionistas de entre 70 y 95 años como parte de su trabajo para el encontrar aquellas prácticas que redujesen el empeoramiento de la salud y mejorasen el estado físico y psíquico de los ancianos.

 

 

 

El billar es el ejercicio perfecto para fomentar el envejecimiento activo

 

 

 

Se trata de una actividad apropiada para sus condiciones físicas ya que, además de socializar y compartir una cerveza con amigos y conocidos, “el juego varía naturalmente entre los períodos de actividad y pasividad” por lo que se trata del “ejercicio perfecto”. Es decir, los ancianos están acompañados, entretenidos y activos.

 

 

 

El objetivo de Lassen se basaba en buscar actividades “que mejoren su calidad de vida mientras se sumergen en su comunidad local y mantenerlos activos socialmente”. Su estudio trata de denunciar que las autoridades sanitarias obvian gran cantidad de actividades de “envejecimiento activo” dentro de las clasificadas oficialmente como “saludables”. Los cuidadores tienen que tener en cuenta que la actividad de los mayores es muy importante.

 

 

 

En opinión de Lassen, “necesitamos un concepto más amplio, más inclusivo, del envejecimiento sano que permita a las comunidades y a las personas mayores participar, y que impacten positivamente en su vida diaria, calidad de vida y la salud general”.

 

 

 

De este modo, varios expertos en salud apoyan estos resultados y defienden que “jugar al billar y la cerveza ayudan a combatir el proceso de envejecimiento”. Es más, el propio autor cree tan firmemente en los resultados de su trabajo que  incluso ha llegado a decir que el billar y la cerveza –terapia completa– deberían incluirse dentro de las políticas oficiales sobre envejecimiento activo que emite la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea.

Seguro para drones, una necesidad profesional.

Seguro para drones, el primer pensamiento que debemos poner, si vamos a ejercer una actividad profesional con un dron. Si bien es cierto que hasta hace unos meses, tener un dron y pilotarlo profesionalmente, era como estar en el salvaje oeste y no estaban definidos muchos limites, en la actualidad, España tiene una buena regulación que irá además adaptando sus leyes poco a poco según las necesidades, de este sector creciente.

Es muy necesario para el buen uso de los drones de menos de 25 kg, que  también dispongan de un seguro para drones que puedan cubrir los posibles accidentes que puedan ocasionarse en el vuelo a terceros.

Aunque los drones que utilizamos son bastante seguros y no hay porque pensar a priori en peligros, como sucede con coches o motos, puede ser imprevisible algún acontecimiento que pueda perjudicar a terceros, es por ello muy importante tener en cuenta este aspecto y adelantarse a los problemas, que pueden ser solucionados fácilmente por un seguro para drones.

seguro drones

Hoy en día son ya muchas las empresas que deciden utilizar la tecnología de los drones y que ya estan implantando pilotos de drones en sus plantillas. Por ello también es necesario cubrir todos los aspectos del vuelo de estas aeronaves, no solo con la responsabilidad de hacerlas volar con personal cualificado, sino además, proteger con los seguros para drones, a estos empleados y a los daños que se puedan ocasionar a terceros.

Con la contratación de un seguro para drones, obtenemos los servicios de un abogado y se cubren  gastos notariales, en el caso de que un pleito vaya adelante. Además contratando un seguro para drones, quedan cubiertos, no solo los daños a terceros, sino también daños que puedan producirse sobre materiales, que es sin duda lo más habitual.

Lo más interesante sin duda, es el servicio de asesoramiento jurídico vía telefónica, que nos ofrece el seguro para drones y que nos ayuda a despejar de forma eficaz, las dudas sobre todos los aspectos legales, que surjan de las funciones profesionales y comerciales que vayan a desarrollarse con estos drones, que cada vez más empresas, incorporan a sus pantillas.

El uso de este seguro para drones, puede ser aplicado tanto para drones en propiedad, como para drones en alquiler, por lo que es viable también para empresas que deciden utilizar drones de manera puntual y para determinados eventos.

La mejor manera de volar drones comerciales y profesionales, con la tranquilidad absoluta, consúltanos sobre nuestro seguro para drones y vuela seguro.